Saltar al contenido

Músculos de la cara (anatomía, funciones e imágenes)

Todos somos diferentes, tenemos distintos rasgos que nos hacen únicos, sin embargo, anatómicamente poseemos características similares. A continuación, te brindamos información sobre los músculos de la cara, los cuales nos permiten hacer cosas fundamentales como hablar, reír, comer, entre tantas otras funciones.

Músculos de la cara: anatomía

Los músculos de la cara, también son llamados músculos de la expresión facial, ya que son quienes controlan la misma, por ejemplo, la manera en que expresamos el miedo, alegría, asombro, entre otros. Se encuentran entre la piel y los huesos del rostro o del cráneo.

Poseemos más de 30 músculos en la cara, que se encuentran alrededor de las aberturas faciales (boca, ojos, nariz y oídos), también hay a lo largo del cráneo y el cuello. Por ello, podemos clasificarlos en:

  • Músculos del cráneo y del cuello (grupo epicraneal)
  • Músculos de la boca (grupo bucolabial)
  • Músculos de la nariz (grupo nasal)
  • Músculos del oído externo (grupo auricular)
  • Músculos de los párpados (grupo orbitario)

Músculos del cráneo

El músculo occipitofrontal yace en la profundidad del cuero cabelludo, extendiéndose desde la región de las cejas hasta la línea nucal superior del hueso occipital. Consta de un vientre frontal y un vientre occipital, conectados por un tendón intermedio denominado aponeurosis epicraneal (galea aponeurótica).

El vientre frontal se origina de la piel de la región de las cejas y la parte superior del grupo muscular periorbitario, se dirige posterolateralmente para unirse a la aponeurosis epicraneal a la altura de la sutura coronal del cráneo. Por otro lado, el vientre occipital se origina de los dos tercios laterales de la línea nucal superior del hueso occipital y asciende para insertarse en la aponeurosis epicraneal a la altura de la sutura lambdoidea.

Ambos vientres están inervados por el nervio facial. La irrigación al vientre frontal proviene de las arterias oftálmica y temporal superficial, mientras que el vientre occipital es irrigado por las arterias auricular posterior y occipital.

Músculos del cuello

El platisma es un músculo ubicado en la tela subcutánea del aspecto anterior del cuello. Se origina desde la piel y fascia de la región del hombro y torácica superior, ascendiendo por la cara anterolateral del cuello. Las fibras mediales del platisma se insertan en la base de la mandíbula y en la piel del labio inferior.

Las fibras laterales se insertan en la piel de la región perioral, donde sus fibras se mezclan con los músculos que rodean la cavidad oral, contribuyendo además con la formación del modiolo. El platisma recibe su inervación desde el ramo cervical del nervio facial.

Músculos de la boca

El grupo bucolabial, está conformado por muchos músculos, la mayoría están conectados entre sí mediante una estructura central en la cual se insertan sus fibras. Existen 11 músculos en este grupo y son los siguientes:

1. Músculo orbicular: es un músculo circular que rodea la boca y conforma la mayor parte de los labios. Consta de dos partes: semiorbicular superior y semiorbicular inferior. La porción semiorbicular superior está inervada por el nervio tempofacial; mientras que el semiorbicular inferior está inervado por el nervio cervicofacial. La irrigación es generada por las arterias coronarias o labiales superiores e inferiores.

2. Músculo buccinador: conforma la base muscular de la mejilla, ocupando el espacio entre el maxilar y la mandíbula. Está inervado por los ramos bucales del nervio facial y su irrigación proviene principalmente de la arteria bucal, rama de la arteria maxilar, con contribuciones de la arteria facial.

3. Músculo elevador del labio superior: es un músculo corto y triangular que se origina en el proceso cigomático del maxilar y del proceso maxilar del hueso cigomático. Está inervado por los ramos cigomático y bucal del nervio facial. Su irrigación proviene de la arteria facial y de la rama infraorbitaria de la arteria maxilar.

4. Músculo elevador del labio superior y del ala de la nariz: es un músculo delgado y acintado que se ubica a ambos lados de la nariz. Se origina de la parte superior del proceso frontal del maxilar y desciende para insertarse en el pericondrio y la piel del cartílago alar mayor de la nariz. Está inervado por los ramos cigomático y bucal del nervio facial. Su irrigación proviene de la arteria facial y de la rama infraorbitaria de la arteria maxilar.

5.  Músculo depresor del labio inferior: es un corto músculo cuadrangular que se encuentra en la región del mentón. Se origina de la línea oblicua de la mandíbula y es continuo con la porción labial del platisma. La inervación corresponde al ramo marginal mandibular del nervio facial. Su irrigación proviene de la rama labial inferior de la arteria facial y de la rama mentoniana de la arteria alveolar inferior, rama de la arteria maxilar.

6. Músculo mentoniano: es un músculo corto cónico ubicado en la región mentoniana. Se origina de la cara anterior del cuerpo de la mandíbula y se hace superficial mientras desciende para insertarse en el mentón a nivel del surco mentolabial. Su inervación proviene del ramo marginal mandibular del nervio facial. Está irrigado por la rama labial inferior de la arteria facial y la rama mentoniana de la arteria alveolar inferior.

7.  Músculo risorio: se origina de numerosos puntos entre los que pueden incluirse la fascia parotídea, la fascia del masetero, las fibras del platisma y ocasionalmente el arco cigomático. Las fibras del músculo risorio convergen hacia medial y horizontalmente hacia los ángulos de la boca, donde se mezclan con otros músculos faciales para crear el modiolo. La inervación del risorio proviene del ramo bucal del nervio facial y su irrigación de la rama labial superior de la arteria facial.

8.  Músculo elevador del ángulo de la boca: conocido clásicamente como músculo canino, es un músculo delgado y plano que se origina de la fosa canina del maxilar. Su trayecto es descendente y casi vertical hacia el ángulo de la boca donde se inserta y mezcla con otros músculos para contribuir en la formación del modiolo. Está inervado por los ramos cigomático y bucal del nervio facial, mientras que su irrigación proviene de la rama labial superior de la arteria facial y de la rama infraorbitaria de la arteria maxilar.

9. Músculo depresor del ángulo de la boca: es un músculo triangular ubicado lateralmente en la región mentoniana. Se origina de la línea oblicua de la mandíbula y asciende en sentido vertical para insertarse en el modiolo. La inervación proviene de los ramos marginal mandibular y bucal del nervio facial. Está irrigado por la rama labial inferior de la arteria facial y por la rama mentoniana de la arteria alveolar inferior.

10. Músculo cigomático mayor: es un músculo delgado que se origina de la cara lateral del hueso cigomático y se extiende diagonalmente hasta el ángulo de la boca. Colabora con la formación del modiolo al mezclarse con las fibras de otros músculos faciales. Está inervado por los ramos cigomático y bucal del nervio facial, mientras que su irrigación proviene de la rama labial superior de la arteria facial.

11. Músculo cigomático menor: posee una forma similar a su contraparte mayor, tiene su origen en la cara lateral del hueso cigomático y se extiende diagonalmente hacia los labios. Se inserta en la piel del labio superior, medial al músculo cigomático mayor. Recibe su inervación por parte de los ramos cigomático y bucal del nervio facial. Se encuentra irrigado por la rama labial superior de la arteria facial.

Músculos de la nariz

El grupo de músculos de la nariz incluye a los músculos nasal y prócer. El músculo nasal es un pequeño músculo localizado a cada lado del dorso de la nariz. Está constituido por dos porciones: una porción alar y otra transversal.

La inervación del músculo nasal proviene del ramo bucal del nervio facial y está irrigado por las ramas labial superior, septal y nasal lateral de la arteria facial, así como por la rama infraorbitaria de la arteria maxilar.

El músculo prócer es un pequeño músculo piramidal que ocupa la región de la glabela, es decir, entre las cejas. Se origina del dorso de los huesos nasales y de la parte superior del cartílago nasal, extendiéndose a modo de abanico para insertarse en la piel de la región de la glabela y de los extremos mediales de las cejas. Recibe su inervación desde los ramos temporal, cigomático o bucal del nervio facial. Su irrigación proviene de las ramas angular y nasal lateral de la arteria facial.

Músculos del oído

Los músculos auriculares son delgados y poseen forma de abanico. Conectan al pabellón auricular a la cabeza y su función es dar movimiento al pabellón auricular. Los tres músculos auriculares son: músculo auricular anterior, músculo auricular posterior y músculo auricular superior.

Todos los músculos auriculares están inervados por ramos del nervio facial. La irrigación de todos estos músculos proviene principalmente de la arteria auricular posterior.

Músculos de los párpados

Los músculos de los parpados están conformados por el músculo orbicular del ojo, el cual es un músculo circular que rodea la abertura de la órbita y el área periorbitaria. Recibe inervación desde los ramos cigomáticos y temporales del nervio facial y está irrigado por ramas de las arterias maxilar, facial y temporal superficial. Este se compone de tres porciones:

a. La porción orbitaria es la parte más periférica y cubre el margen de la órbita. Se origina en la porción nasal del hueso frontal, en el proceso frontal del maxilar y en el ligamento palpebral medial. Sus fibras rodean la órbita y se insertan en los tejidos blandos adyacentes.

b. La porción palpebral es la parte central del músculo y se ubica bajo la piel de los párpados. Se origina en el ligamento palpebral medial y se inserta en el ligamento palpebral lateral.

c. La porción palpebral profunda (lagrimal) es la más profunda de las tres y se sitúa entre el ligamento palpebral medial y la cresta lagrimal posterior. Estas fibras tras originarse en la cresta lagrimal posterior del hueso lagrimal pasan lateral y posterior al saco lagrimal insertándose en los tarsos superior e inferior y en el ligamento palpebral medial.

Asimismo, el músculo corrugador superciliar es un músculo facial delgado y profundo ubicado en el extremo medial de las cejas. Se origina cerca de la extremidad medial del arco superciliar en el hueso frontal y se extiende lateral y superiormente para insertarse en la piel del tercio medio de la ceja. Su inervación proveniente del ramo temporal del nervio facial y es irrigado por la rama oftálmica de la arteria carótida interna y la arteria temporal superficial, rama de la arteria carótida externa.

Músculos de la cara: funciones

En este apartado te enseñamos las funciones de los músculos del rostro, para que sepas que parte de tu cuerpo se esta moviendo al realizar distintos gestos y acciones que involucren a tu cara.

Frente: El músculo occipitofrontal es el encargado de elevar las cejas y la piel de la frente creando una expresión de sorpresa. Cuando este musculo  se fuerza hacia abajo puede generar arrugas horizontales en la frente, produciendo la expresión de descontento.

Ojos: La función principal de los músculos de los párpados es generar el movimiento de las cejas, fruncir el ceño y, sobre todo, permitir la apertura ocular.

Nariz: Respecto a los músculos de la nariz solo uno (piramidal de la nariz) tiene que ver con la expresión, mientras que el resto tiene una función específica en el aparato respiratorio.

Boca: Los músculos de la boca son los responsables de la mayor parte de las expresiones faciales. Pueden generar una contracción que acerca los labios entre sí y cierran la boca, además pueden proyectarse hacia adelante, produciendo arrugas en su superficie. También colabora con la fonación, la masticación, la expulsión de aire hacia el exterior.  Asimismo, permiten sonreír, elevar el ala de la nariz, demostrar tristeza, enojo y duda, entre otras tantas expresiones.

Oídos: Debido a que los músculos auriculares humanos son muy rudimentarios, su función es insignificante en el hombre. La mayoría de los movimientos del pabellón producidos por estos músculos se observan durante la sonrisa o el bostezo, durante los cuales el pabellón se mueve hacia arriba, atrás o adelante.

Cuello: Las funciones de los músculos del cuello dependen de la porción del músculo que se contrae. La contracción de las fibras laterales que se insertan en el modiolo contribuyen al descenso de las comisuras y del labio inferior, mientras que las fibras mediales son las que se encargan  de la bajada de mandíbula y la apertura de la boca.

Ejercicios para los músculos de la cara

Una de las mejores practicas para tonificar los músculos de tu cara y eliminar la flacidez, la hinchazón y algunos pequeños nudos que se puedan producir por el estrés es el yoga facial. A continuación, te brindaremos ejercicios para ejercitar y tonificar los músculos de la cara, recuerda que puedes encontrar algunos otros en estas practicas previamente mencionadas.

Para levantar las comisuras de la boca y las mejillas, sonríe asegurándote de que las comisuras de la boca queden al mismo nivel. Coloca los pulgares debajo de la barbilla y levanta las comisuras con los dedos índices. Mantén la posición, saca la lengua e intenta tocar la punta de la nariz. Mueve la lengua lentamente hacia derecha e izquierda, empujándola hacia afuera y hacia arriba, durante 5 segundos. Repite tres veces.

Para obtener un cuello más bonito y una postura mejor, te recomendamos el siguiente ejercicio: estira los brazos al frente y entrelaza los dedos. Aleja las manos colocando las palmas hacia adentro. Separa los hombros y empújalos hacia abajo. Levanta la vista hacia arriba y a la derecha, unos 45 grados, y después mueve la cabeza en la misma dirección. Frunce la boca y muévela hacia la derecha hasta sentir como estiras la parte izquierda del cuello. Mantén la posición durante 5 segundos. Vuelve al centro y repite todo hacia el otro lado. Repite la serie tres veces.

Para mayor firmeza en la parte superior del rostro, es necesario relajar la frente y así evitar las líneas de expresión que aparecen en esta zona de la cara. Para hacerlo, entrelaza los dedos y colócalos sobre la cabeza. Presiona firmemente y mueve las manos hacia adelante y hacia atrás 10 veces, asegurándote de mantener los hombros relajados. Después, muévelas de lado a lado 10 veces. Repite tres series más.

Para fortalecer los músculos que rodean los ojos, ayudar a borrar las primeras líneas de expresión y mejorar sensiblemente el contorno y las ojeras. Para hacer este ejercicio, coloca los dedos medio e índice en el borde exterior de los ojos, separa los dedos ligeramente y tira en un ángulo de 45 grados hacia la parte posterior de la cabeza, hasta que los ojos queden entrecerrados. Mira fijamente a un punto en la distancia e intenta enfocar entrecerrando los ojos durante 5 segundos. Después suelta y relaja el rostro. Repite tres series más.