Saltar al contenido

Normas de comportamiento y convivencia en el aula

Las normas de comportamiento y convivencia son un conjunto de reglas que se establecen en un grupo social con el fin de orientar y facilitar las relaciones entre los sujetos y garantizar el adecuado desarrollo de la vida cotidiana. Por ello, estas se basan en valores como la tolerancia, el respeto mutuo, el cumplimiento de deberes y derechos y el respeto a los derechos de los demás.

Importancia de las normas de convivencia básicas

Las normas de convivencia ayudan a prevenir conflictos entre los miembros de un grupo o comunidad, ya que estas, al sembrar hostilidad, amenazan el bienestar de la vida cotidiana, dificultan el desarrollo de las metas sociales e incluso pueden conducir a desenlaces trágicos e irreparables.  El cumplimiento de las normas de convivencia favorece la promoción de un ambiente de paz, la buena comunicación y la asimilación de los valores de respeto, tolerancia, solidaridad y compañerismo. De esta forma, las reglas de convivencia contribuyen a la transmisión de hábitos saludables en las personas, en el trabajo productivo y en la construcción del sentido de pertenencia.

  • Varían según el contexto, tipo y función de la comunidad (académica, laboral, cívica, etc.).
  • Expresan los valores del grupo social.
  • Son flexibles, es decir, se adaptan a las transformaciones históricas.
  • Son puntuales.
  • Son fáciles de asimilar.
  • Pueden transmitirse a través de la tradición personalizada, oral o escrita.
  • Cuando las normas son establecidas por instituciones formales como las escuelas o el municipio, incorporan sistemas de sanción.

Las normas de convivencia difieren según los contextos, por ejemplo, en la familia, la escuela, la iglesia, el lugar de trabajo, la comunidad, la ciudad y, hoy, el ciberespacio.

Normas de convivencia en el aula

Entre algunas de las reglas de convivencia más importantes en el ámbito escolar, podemos señalar las siguientes:

  • Sea cortés con sus compañeros de clase, maestros, personal administrativo y de limpieza.
  • Practique las reglas de un buen orador y un buen oyente.
  • Mantenga una buena higiene.
  • Vista apropiadamente.
  • Asista con regularidad y puntualidad.
  • Lleve todos los materiales necesarios a clase.
  • Ayude a mantener limpia la escuela.
  • Mantenga el área de trabajo ordenada.
  • Deje los juegos electrónicos en casa.
  • No agreda verbal o físicamente a ningún compañero (no al bullying).

Normas básicas de convivencia en el hogar

Algunas de las reglas de convivencia en el hogar pueden ser las siguientes:

  • Practique las reglas de la cortesía: saludar a diario o corresponder al saludo, pedir permiso, agradecer, etc.
  • Hable amablemente
  • No grite.
  • Solicite y permita la opinión de todos los miembros de la familia sobre asuntos de interés común.
  • Participe activamente en las tareas del hogar de acuerdo con las capacidades de cada persona.
  • Comparta lo que tiene y negocie el uso de áreas y equipos comunes cuando sea necesario.
  • Respete el espacio de los demás así como las horas de descanso.
  • Reserve un tiempo específico para la reunión familiar.
  • No utilice el móvil durante las comidas familiares.
  • Notifique o solicite permiso antes de traer visitantes.

Normas básicas de convivencia en el trabajo

Entre algunas de las reglas básicas de convivencia en el trabajo tenemos:

  • Practique la cortesía: diga hola, diga adiós, agradezca, pida permiso.
  • Utilice un vocabulario respetuoso, decente y apropiado.
  • Mantenga una comunicación asertiva con los miembros del equipo.
  • Responda llamadas personales en privado para evitar distraer a los demás.
  • Escuche música con auriculares para no molestar a sus compañeros.
  • Mantenga limpia el área de trabajo.
  • Coma en los lugares designados para ello y no en el escritorio.
  • Consulte con el equipo antes de alterar las condiciones físicas del entorno (alterar la temperatura del aire acondicionado o de la calefacción, cambiar el mobiliario, realizar alguna actividad ruidosa, etc.).
  • No repita chismes ni cree rumores.
  • Llame a la gente por su nombre.

Normas de convivencia en lugares públicos

Ya sea en la comunidad de vecinos o en la gran ciudad, estas pueden ser algunas de las reglas de convivencia más importantes:

  • Practique la cortesía: salude o responda al saludo; pida permiso; de las gracias; pida disculpa, etc.
  • Hable con respeto y con un tono de voz tranquilo.
  • Sea responsable de los daños ocasionados a terceros.
  • Cuide los espacios comunes.
  • Mantenga limpio el frente de la casa.
  • Deseche la basura en los lugares designados para ello.
  • Tenga especial consideración por los niños, los ancianos y los discapacitados.
  • Mantenga el equipo de audio a un volumen moderado y bájelo durante las horas de inactividad.
  • Evite realizar trabajos ruidosos durante las horas libres (taladrar, martillar, aserrar, etc.).
  • Respete las leyes.

Normas básicas de convivencias con amigos

  • ¿Has llegado? – Salude
  • ¿Te vas? – Di adiós
  • ¿Te han hecho un favor? – Di gracias
  • ¿Te han hablado? – Responda
  • ¿No es tuyo? – Pida permiso
  • ¿Tienes? – Compartí
  • ¿No tienes? – No envidies
  • ¿Te has equivocado? – Pida disculpas
  • ¿Te están hablando? – Escucha
  • ¿Lo has pedido prestado? – Devuélvalo

Estas reglas de convivencia ayudarán a los niño a convivir con los demás respetando e integrándose en el grupo, ya sea en la familia, en el colegio o con sus amigos en el parque. Son actitudes muy importantes para que sea un adulto feliz que sepa relacionarse con los demás de forma sana y positiva.

Normas básicas de convivencia en WhatsApp

A diferencia de las redes sociales como Facebook o Twitter, donde muchas veces las personas no se conocen, en WhatsApp existe, en teoría, una relación real entre los contactos. Sin embargo, los chats grupales se han convertido en un caldo de cultivo para conflictos reales. En efecto, cuando no se respetan los protocolos en los grupos de WhatsApp, se crean enormes problemas por pequeños malentendidos, y estos ponen en riesgo la convivencia en entornos reales, hasta el punto de ser causantes de rupturas y enemistades.

Por ello, en lo que a grupos se refiere, conviene recordar que, por muy virtual que sea el entorno, la socialización grupal requiere reglas de convivencia. Entre algunas de ellos, podemos nombras las siguientes:

  • Respete el objetivo para el que se creó el grupo.
  • No aborde asuntos personales.
  • No establezca conversaciones con un solo miembro del grupo.
  • No responda a todo, excepto a lo solicitado.
  • Sea breve y puntual en sus mensajes.
  • Mantenga un lenguaje apropiado y amigable.
  • Evite los temas controvertidos, especialmente si no tienen que ver con el objetivo del grupo.
  • No alimente argumentos.
  • Ten en cuenta el horario antes de enviar un mensaje, es decir, no envíes mensajes de madrugada.
  • Evite enviar cadenas, especialmente si son archivos que ponen en riesgo el rendimiento de sus equipos.