Saltar al contenido

Sistema óseo

El sistema óseo esta compuesto por el conjunto de huesos que conforman el conocido esqueleto humano.  Esta estructura es la que soporta el peso de nuestro cuerpo, a los músculos y tejidos blandos y permite que podamos movernos de distintas formas. Además protegen los diferentes órganos del cuerpo de posibles golpes o politraumatismos.

A continuación explicaremos que es el sistema óseo, cuales son las partes que lo componen, sus funciones y las principales enfermedades.

¿Qué es el Sistema óseo?

Llamamos sistema óseo a la compleja estructura de nuestro cuerpo denominada esqueleto humano, el mismo esta compuesto por 206 huesos. Además también la conforman cartílagos, ligamentos y tendones, quienes son los encargados de la conexión entre los huesos o bien entre la musculatura.

Este sistema, junto a los sistemas articular y muscular conforman lo que se denomina el aparato locomotor del cuerpo humano, es decir el que permite los movimientos precisos y coordinados.

Los huesos del sistema óseo no se tocan, los mismo se mantienen unido por medio de músculos, tendones y ligamentos. Los tendones son los encargados de fijar los músculos a los huesos y los ligamentos se ocupan de la unión de huesos entre si.

Los 206 huesos que componen el esqueleto humano se clasifican de la siguiente manera:

  • Esqueleto axial: conformado por 80 huesos de la cabeza, cuello y tronco.
  • Esqueleto apendicular: formado por 126 huesos de los miembros, incluidas las cinturas escapular y la pelviana.

A su vez los huesos pueden clasificarse según su tamaño en:

  • Huesos largos: huesos de las extremidades.
  • Huesos cortos: huesos pequeños de los tobillos y muñecas.
  • Huesos planos: ejemplo los que conforman la bóveda del cráneo.
  • Huesos irregulares: por ejemplo las vertebras de la columna.
  • Huesos sesamoideos: pequeño huesos ubicado en diversos lugares generalmente cerca de los tendones. Por ejemplo huesos de manos y pies.

Funcionamiento del sistema óseo

El sistema óseo es una gran estructura que cumple con varias funciones muy importante para nuestro cuerpo.  Veamos cuales son:

  • Protección de órganos: Los huesos forman cavidades para proteger a los órganos de politraumatismos.
  • Soporte para la estructura muscular: los huesos conforman un soporte rígido que permite el sostén de músculos y tejidos blancos.
  • Permite la locomoción motriz: los músculos se insertan en los huesos por medio de los tendones y gracias a su contracción sincronizada se ocasiona el movimiento.
  • Almacenamiento de grasas
  • Permite el almacenamiento de minerales necesarios para la resistencia de los huesos, tales como el calcio y el fósforo. Cuando es necesario el hueso libera dichos minerales en la sangre y la misma lo distribuye hacia otras partes del organismo.
  • Permite la producción de células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas) a través de la médula ósea.

Tal como nombrábamos dentro de las principales funciones del sistema óseo encontramos la de protección de nuestros órganos. Veamos algunos ejemplos:

  • Cráneo: se trata de placas duras, curvas y cerradas que se ocupan de proteger al cerebro de golpes y politraumatismos.
  • Costillas y esternón: los mismos protegen a los pulmones y al corazón.
  • Espina dorsal: esta compuesta por vertebras y una de sus principales funciones es proteger a la médula espinal. Además es el apoyo central del cuerpo humano.

Partes del sistema óseo

Dentro de las partes del sistema óseo encontramos a los 206 huesos que lo componen. Conozcamos la estructura de los huesos por dentro:

  • Cartílago: Es un tejido grueso y flexible que esta ubicado en los extremos de los huesos. Los protege y cumple la función de amortiguador cuando se unen y friccionan uno contra otro en las articulaciones. De esta manera ayudan a disminuir el desgaste.
  • Hueso compacto: Es un hueso solido, blanco y muy fuerte. Es el que conforma la parte exterior y dura de los huesos.
  • Periostio: Membrana delgada y densa ubicada sobre la superficie de los huesos. La misma posee nervios y vasos sanguíneos que son fundamentales para nutrir el tejido óseo.
  • Médula ósea o hueso esponjoso: se encuentra en el interior del hueso compacto. Es similar al formato de una esponja y sus orificios están llenos de médula.

Además forman parte del sistema óseo los ligamentos y tendones:

  • Ligamentos: Son tejidos fibrosos muy elásticos y resistentes que se encargan de unir los huesos entre si en las articulaciones, que son los puntos de rotación. Los ligamentos son muy importante para los movimientos y también para evitar que los huesos se salgan de su lugar o se muevan de manera antinatural.
  • Tendones: Son tejidos gruesos, fibrosos y elásticos que se ocupan de unir los músculos con los huesos, logrando que la fuerza de las células musculares se transfiera a los huesos y lograr así el movimiento.

Huesos del esqueleto humano

A continuación veremos en las imágenes todos los huesos que conforman el esqueleto humano.

Enfermedades del sistema óseo

En el sistema óseo por distintos factores se pueden generar diferentes tipos de enfermedades. A continuación detallaremos las más importantes.

Enfermedades en los huesos

  • Cáncer: esta enfermedad es generada en la médula ósea cuando se produce la multiplicación anormal de las células llamadas mielomas. Provoca debilitamiento de la estructura y dolorosos tumores locales. Los tumores pueden ser de distintos tipos como osteosarcoma y el condrosarcoma.
  • Osteoporosis: Esta enfermedad afecta la densidad de los huesos, provocando el deterioro de los mismo, haciéndolos más frágiles y propensos a fracturarse. Puede ser ocasionada por la disminución del tejido que forma el hueso o bien por la perdida de los minerales que lo constituyen. Otros factores que lo pueden ocasionar es la mala nutrición, la falta de consumo de calcio, consumo de tabaco y alcohol, vida sedentaria, entre otros.

  • Enfermedad del Paget: Es una dolencia congénita y asintomática, que provoca que funcione mal las células que le dan origen al hueso. Los huesos crecen de una manera más rápida que la normal y ocasiona el engrosamiento y ensanchamiento anormal del esqueleto humano.
  • Acondroplasia: es un desorden genético en el ADN que desemboca en el enanismo. Si bien crece la columna vertebral, se acortan las extremidades.
  • Raquitismo: Se produce un debilitamiento en los huesos por la falta de ingesta de vitamina D o de algún problema que no permite su absorción.
  • Acromegalia: Por un aumento en la hormona de crecimiento, los huesos comienzan a crecer de manera en forma descontrolada.

Enfermedades en las articulaciones

  • Artritis: Es una enfermedad que provoca la inflamación o desgaste de las articulaciones. Por lo general suele afectar a las pequeñas articulaciones como manos y pies. Existen varios tipos de artritis y provocan el deterioro progresivo de la movilidad.
  • Artrosis: Enfermedad degenerativa por lo general desarrollada en adultos. Produce la destrucción de los cartílagos de las articulaciones. Suele localizarse en rodillas, codos, cadera o columna vertebral. Esta enfermedad provoca dolor, inflamación e impide que podamos realizar movimientos básicos de la vida cotidiana.

Los huesos nos ayudan día a día, por tal motivo es de vital importancia cuidarlos bien. Les dejamos algunos consejos para tener en cuenta:

  • Proteger los huesos del cráneo: esto es fundamental, ya que protege al cerebro y al tener un posible accidente si no estamos protegidos podemos dañarlo y ocasionar grandes riesgos. Por tal motivo recuerda siempre usar casco al practicar algún deporte de ruedas o andar en motocicleta.
  • Utilizar los métodos de protección recomendados para cada deporte.
  • Ingerir calcio, este es fundamental para tener huesos fuertes y duros. El calcio podemos encontrarlo en la leche o productos lácteos.
  • Mantener el cuerpo activo. Ejercitando el cuerpo logramos tener huesos más fuertes.

Cuida tu cuerpo!