Saltar al contenido

Sistema circulatorio

El sistema circulatorio es un aparato compuesto por distintos órganos que se encargaran de bombear, transportar y distribuir la sangre por todo el cuerpo.

Este aparato esta integrado por el corazón, que es el órgano principal, y por los vasos sanguíneos que serán los encargados de la circulación de la sangre a través de sus dos circuitos. Llamamos vasos sanguíneos a las venas, las arterias y los capilares.

A continuación conoceremos qué es y cómo funciona el sistema circulatorio, cuáles con las partes que lo componen y sus principales enfermedades.

¿Qué es el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio es el encargado de realizar la distribución de la sangre y demás nutrientes por todo nuestro cuerpo. El principal objetivo de este aparato es poder llevar los nutrientes que las celular necesitan y retirarles los desechos metabólicos. Estos últimos serán eliminados desde el pulmón a través del proceso de respiración o bien por los riñones a través de la orina.

La circulación de la sangre en nuestro cuerpo se realiza a través de dos circuitos. El circuito mayor o también llamado sistémico y el circuito menor o pulmonar.

El primero de estos circuitos se encarga de transportar y distribuir la sangre y nutrientes por el cuerpo y luego regresarla al órgano principal que es el corazón. Su nombre lo recibe ya que el recorrido que hace abarca todo el cuerpo. Con respecto al circuito menor o pulmonar, es el encargado de transportar la sangre hacia los pulmones y luego regresarla al corazón. Es un recorrido corto.

Función del sistema circulatorio

La función principal del sistema circulatorio es llevar nutrientes y oxígeno a las células y luego expulsar los desechos de las mismas.

Cuando el corazón se contrae, la sangre sale por las arterias y se generan dos tipos de circuitos: el circuito mayor o sistémico y el circuito menor o pulmonar. Si bien ambos se dan de forma simultanea, posee distintos objetivos.

Circulación mayor

Este es el recorrido que hace la sangre desde el corazón hacia el resto de los tejidos y luego de regreso al corazón.

Su objetivo principal es la de llevar a través de las arterias nutrientes y oxígenos a todos los tejidos, los cuales son fundamentales para el metabolismo celular. Una vez que llega a las células se produce el intercambio de gases, por lo que la sangre se llena de dióxido de carbono y tóxicos y comienza su vuelta hacia el corazón por medio de las venas. Este recorrido finaliza en la aurícula derecha del corazón.

Circulación menor

Este circuito también recibe el nombre de pulmonar, y su función principal es transportar la sangre desoxigenada y con residuos hacia los pulmones. Una vez que la misma llega a estos órganos, por medio de los alvéolos pulmonares se produce lo que conocemos como intercambio de gases, lo que implica que la sangre elimina los desechos y se cargue de oxigeno para poder iniciar su camino de regreso hacia el corazón.

De este modo la sangre ya oxigenada en el corazón comienza de nuevo su recorrido a través del circuito mayor.

Partes del sistema circulatorio

Dentro de las partes del aparato respiratorio podemos encontrar:

  • Corazón

Se lo conoce como el órgano principal y es el encargado de bombear la sangre para que la misma pueda circular por medio de las venas y las arterias. El corazón es un musculo de movimiento involuntario, esto quiere decir que no podemos tener el control sobre el sino que quien lo controla en nuestro sistema nervioso.

Se considera que nuestro corazón late entre setenta y cien veces por segundo. En cada uno de estos latidos realiza un bombeo que permite que la sangre circule por el cuerpo transportando oxigeno y nutrientes a todas las células. Una vez que realiza la distribución, la sangre vuelve al corazón y desde allí es enviada a los pulmones donde se cargará nuevamente de oxigeno.

Este órgano esta compuesto por cuatro cavidades o también llamadas cámaras, dos de ellas se ubican en la parte superior y las otras dos en la parte inferior del corazón. Las cavidades inferiores reciben el nombre de ventrículo izquierdo y ventrículo derecho. La función de ambas es enviar la sangre fuera del corazón.

En las cavidades superiores encontramos a la aurícula izquierda y la aurícula derecha, ambas son las que reciben la sangre que ingresa a este órgano.

  • Vasos sanguíneos

Los mismos son los conductos por los cuales circula la sangre. Existen tres tipos de vasos: venas, arterias y capilares.

Venas: Las venas son vasos sanguíneos que se encargar de transportar la sangre hacia el corazón. Son tubos musculosos muy poco elásticos y por este motivo tienen válvulas internas que funcionan impidiendo el retroceso de la sangre. Posee unas paredes más delgadas que las arterias.

Arterias: Este tipo de vasos sanguíneos se encargan de llevar la sangre que va desde el corazón hacia el resto del cuerpo. Sus paredes con muy gruesas y expansibles. Estos tubos musculosos y elásticos se mueven por medio de contracciones a la misma vez que late el corazón, es lo que conocemos comúnmente como pulso.

Capilares: Son los encargados de unir las venas con las arterias. Son muy delgados y llegan a cada una de las células, es decir llevan la sangre al interior de los tejidos.

  • Sangre

La sangre de nuestro cuerpo esta compuesta por plasma, glóbulos rojos, glóbulos blancos o leucocitos, plaquetas y muchas otras células. Dentro de las funciones principales de la misma podemos encontrar:

  • Lleva nutrientes a las células para que puedan crecer, desarrollarse.
  • Retira los desechos de las células.
  • Protege al organismo de posibles enfermedades.
  • Tapona las heridas

Principales enfermedades del sistema circulatorio

Dentro de las principales enfermedades podemos encontrar:

  • Arritmias: las mismas son consideraras anomalías en las contracciones y expansiones de la cavidad cardíaca. Es una alteración del ritmo cardíaco producida por algún cambio en sus características o por variaciones inadecuadas en su frecuencia. Algunas arritmias pueden no tener síntomas o tenerlos muy escasamente, sin embargo aquellas que tengan una mayor duración pueden tener consecuencias muy serias, como por ejemplo disminuir la cantidad de sangre que el corazón bombea hacia el resto del cuerpo.

  • Infarto agudo miocardio: conocido comúnmente como ataque al corazón. Durante el mismo el órgano se detiene ya que no recibe sangre debido a alguna obstrucción de la irrigación sanguínea. Sin sangre los tejidos no pueden recibir oxigeno y por lo tanto mueren.
  • Varices: Las mismas se ocasionan cuando las válvulas de las venas no funcionan de manera adecuada y retroceden, lo que provoca que se generen embolsamientos de sangre. Suelen aparecen en piernas y pies, en algunos casos solo representan una cuestión estética y en otros se genera dolor e incomodidades. Si bien no tiene cura, un tratamiento adecuado puede ayudar a disminuirlas.
  • Arterioesclerosis: esta enfermedad se produce cuando las arterias son tapadas por la grasa conocida como colesterol. Es muy peligrosa ya que puede ocasionar que las células se mueran ya que no reciben el oxigeno y nutrientes de la sangre.

  • Leucemia: la misma es una enfermedad que se genera en la sangre. Es un cáncer en los tejidos que conforman la sangre y provoca que el cuerpo no pueda combatir las infecciones. Algunos pacientes con una leucemia de desarrollo lento pueden no presentar síntomas. Su tratamiento varia de acuerdo al tipo de leucemia y su grado de desarrollo.