Saltar al contenido

Decálogo: qué es, significado y ejemplos

Los decálogos consisten en un conjunto de reglas necesarias que son básicas para una actividad. La actividad puede ser profesional, religiosa, cotidiana, entre otras. En esta ocasión te explicamos en que consisten los decálogos en sus contextos diversos, su significado y algunos ejemplos para que puedas visualizar y comprender mejor.

El decálogo esta relacionado con los diez mandamientos cristianos, especialmente por su origen etiológico, que deriva de la palabra griega dekálogos. Deka significa diez, logos puede ser traducida como la palabra razonada. Son consejos, valores y pautas a seguir en una profesión o ejercicio o una actitud frente a determinada situación.

Decálogo de enfermería

1. Respetar y cuidar la vida y los derechos de los humanos, manteniendo una conducta honesta y leal en el cuidado de las personas.

2. Proteger la integridad de las personas ante cualquier afectación, otorgando cuidados de enfermería libres de riesgos.

3. Mantener una relación estrictamente profesional con las personas que atiende, sin distinción de raza, clase social, creencia religiosa y preferencia política.

4. Asumir la responsabilidad como miembro del equipo de salud, enfocando los cuidados hacia la conservación de la salud y prevención del daño.

5. Guardar el secreto profesional observando los límites del mismo, ante riesgo o daño a la propia persona o a terceros.

6. Procurar que el entorno laboral sea seguro tanto como las personas, sujeto de la atención de enfermería, como para quienes conforman el equipo de salud.

7. Evitar la competencia desleal y compartir con estudiantes y colegas experiencias y conocimientos en beneficio de las personas y de la comunidad de enfermería.

8. Asumir el compromiso responsable de actualizar y aplicar los conocimientos científicos, técnicos y humanísticos de acuerdo con su competencia profesional.

9. Pugnar por el desarrollo de la profesión y dignificar su ejercicio.

10. Fomentar la participación y el espíritu de grupo para lograr los fines profesionales

Enfermería, México.

Decálogo de valores

1. HONESTIDAD: Actuar con transparencia, rectitud y honradez en todos y cada uno de los actos de la vida, sin contradicciones entre lo que se piensa, se dice o se hace.

2. TRANSPARENCIA: Ser claro, evidente, sin duda ni ambigüedad, visible y abierto como servidor público y como ser humano.

3. RESPETO: Reconocer la legitimidad de los demás tomando en consideración la diversidad de ideas, opiniones y percepciones de las personas, como base de la sana convivencia social.

4. RESPONSABILIDAD: Cumplir bien, a tiempo y con empeño cada una de las funciones y obligaciones a mi cargo.

5. COMPROMISO: Actuar con disponibilidad, conocimiento, responsabilidad, convicción y entrega en el cumplimiento de las funciones y obligaciones que me fueron asignadas.

6. LEALTAD: Ser fiel a los principios y valores que se han identificado y rigen en el Instituto, reconociendo en ellos no una obligación, sino el camino a la excelencia individual e Institucional.

7. INTEGRIDAD: Ser correcto, intachable, digno y moral en todos los aspectos de la vida: en lo que pienso, expreso y ejecuto, tanto en mi actividad laboral como personal.

8. EQUIDAD: Dar un tratamiento justo e igualitario a las personas de acuerdo con sus necesidades, independientemente de su estrato socioeconómico, situación politica, sexo, edad o religion.

9. TOLERANCIA: Aceptar las diferencias existentes entre las personas, tanto con los compañeros de trabajo como los usuarios del Instituto, reconociendo en este valor, un elemento básico para lograr una sana convivencia.

10. PARTICIPACIÓN: Aportar, expresar, desarrollar y realimentar las actividades del Instituto, permitiendo la generación de nuevos espacios para que otros hagan parte del proceso.

Blanca Torres.

Decálogo de hábitos saludables

1. Alimentación: Aliméntate de forma equilibrada, variada, suficiente y de calidad. Las frutas, verduras, hortalizas y legumbres, el pescado, el aceite de oliva virgen extra, las carnes blancas, los cereales integrales y los lácteos desnatados deben ser la gran base de tu dieta diaria. También debes reducir el consumo de alimentos precocinados, bollería, embutidos, mantequillas, margarinas, refrescos y carnes rojas.

2. Ejercicio físico: Dedícale, al menos, 30 minutos diarios o 150 minutos a la semana. Dispones de muchas formas de realizar actividad física: caminar, bailar, correr, bicicleta, tenis… Pero siempre que sea divertido.

3. Tabaco: No fumes, no te lo permitas. Cualquier cantidad de cigarrillos que fumes al día supone aumentar el riesgo de una ingente cantidad de patologías como infartos de miocardio, ictus, cáncer, etc. ¡déjalo ya!

4. Alcohol: La Organización Mundial de la Salud recomienda no superar dos medidas de alcohol al día en el hombre y una en la mujer. No obstante, el mejor consejo es que lo abandones, no aporta nada positivo y sí muchas calorías vacías, además de ser otra fuente importante de enfermedades.

5. Peso y grasa abdominal: Mide tu Índice de Masa Corporal (divide tu peso en kilos entre tu altura en metros elevada al cuadrado). Como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), si el resultado es mayor de 25 kg/m² se considera sobrepeso. Por encima de 30 kg/m² es obesidad. Por otra parte, mide tu perímetro abdominal a nivel del ombligo. En la mujer debe ser inferior a 88 cm y en el hombre a 102 cm. Cifras superiores suponen un importante incremento de riesgo cardiovascular.

6. Tensión arterial: Si eres una persona sana, es suficiente con que realices un control anual y verifiques que tienes una tensión arterial inferior a 140/90 mmHg. Si estás por encima, te recomendamos que acudas a tu médico y sigas sus indicaciones. En cualquier caso, reduce tu consumo de sal a no más de 5 gramos al día.

7. Colesterol y glucosa: Son dos factores relevantes de riesgo cardiovascular. Si tras un análisis en ayunas, tus cifras están por encima de 200 mg/dl de colesterol total o tu colesterol «malo» (LDL-colesterol) es mayor de 130mg/dl y de 110 mg/dl de glucosa, debes consultar con un especialista.

8. Agua: Al menos debes consumir 2 litros de líquidos al día, preferentemente agua (también infusiones, leche desnatada y caldos nutritivos no grasos). Evita los zumos azucarados, refrescos y alcohol.

9. Estrés: Aprende a controlar tu estrés y ansiedad. Apuesta por mejorar tu vida social y conseguir un sueño reparador. El sueño ineficiente es causa de sobrepeso, obesidad y estrés.

10. Chequea tu salud: Prevenir es mejor que curar porque actuar a tiempo garantiza mejores resultados.

Fundación San Rafael.

Decálogo del maestro

1. AMA. Si no puedes amar mucho, no enseñes a niños.

2. SIMPLIFICA. Saber es simplificar sin quitar esencia.

3. INSISTE. Repite como la naturaleza repite las especies hasta alcanzar la perfección.

4. ENSEÑA, Con intención de hermosura, porque la hermosura es madre.

5. MAESTRO sé fervoroso. Para encender lámparas, basta llevar fuego en el corazón.

6. VIVIFICA tu clase. Cada lección ha de ser viva como un ser.

7. ACUÉRDATE de que tu oficio no es mercancía, sino oficio divino.

8. ACUERDATE Para dar hay que tener mucho.

9. ANTES de dictar tu lección cotidiana mira a tu corazón y mira si es puro.

10 PIENSA que Dios te ha puesto a crear el mundo de mañana.

Gabriela Mistral (1889-1957)

Decálogo del estudiante

1. Asistir puntualmente a clases y participar activa y disciplinadamente en ellas.

2. Prepararte con responsabilidad y esmero para adquirir los conocimientos y rendir las evaluaciones de los cursos.

3 Mostrar a los docentes y al personal administrativo un comportamiento amable y respetuoso.

4 Establecer con sus compañeros relaciones de colaboración y respeto mutuo.

5. Hacer un uso adecuado y responsable de las instalaciones e infraestructura de la Escuela, la Facultad y la Universidad.

6. Cumplir los reglamentos y normas de la Facultad y la Universidad.

7. Participar en las actividades académicas y extraacadémicas que se organizan en la Escuela y Facultad.

8. Formar parte de grupos de estudio e investigación mostrando una actitud hacia el aprendizaje constante y actualización continua.

9. Respetar la propiedad intelectual y el reconocimiento a los aportes y contribuciones de otros en todo trabajo e informe académico.

10. Representar con corrección y entusiasmo la Escuela Profesional en actividades dentro y fuera del claustro universitario.

UNSA, Perú.

Decálogo del abogado

1. Estudia. El Derecho se transforma constantemente. Si no sigues sus pasos serás cada día un poco menos Abogado.

2. Piensa. El Derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando.

3. Trabaja. La Abogacía es una ardua fatiga puesta al servicio de la Justicia.

4. Lucha. Tu deber es luchar por el Derecho, pero el día que encuentres en conflicto el Derecho con la Justicia, lucha por la Justicia.

5. Sé leal. Leal con tu cliente al que no puedes abandonar hasta que comprendas que es indigno de ti. Leal para con el adversario, aun cuando él sea desleal contigo. Leal para con el Juez que ignora los hechos, y debe confiar en lo que tu le dices y que, en cuanto al Derecho, alguna que otra vez debe confiar en el que tú le invocas.

6. Tolera. Tolera la verdad ajena en la misma medida en que quieres que sea tolerada la tuya.

7. Ten paciencia. El tiempo se venga de las cosas que se hacen sin su colaboración.

8. Ten fe. Ten fe en el Derecho como el mejor instrumento para la convivencia humana, en la Justicia, como destino normal del Derecho, en la Paz como substitutivo bondadoso de la Justicia, y sobre todo, ten fe en la Libertad, sin la cual no hay Derecho, ni Justicia, ni Paz.

9. Olvida. La Abogacía es una lucha de pasiones. Si en cada batalla fueras llenando tu alma de rencor llegaría un día en que la vida sería imposible para ti. Concluido el combate, olvida tan pronto tu victoria como tu derrota.

10. Ama tu profesión. Trata de considerar la Abogacía de tal manera que el dia que tu hijo te pida consejo sobre su destino, consideres un honor para ti proponerle que sea Abogado.

Eduardo J. Couture (1904-1957)

1. No sólo guardamos secretos, también valoramos tu confianza. Al ser profesionistas con ética profesional puedes tener la confianza de confesar cualquier situación sabiendo que tus secretos estarán seguros.

2. No damos una solución; te guiamos para que tu la encuentres. A veces pensamos que el Psicólogo tiene la solución a nuestros problemas, sin embargo solo somos guías para que encuentres dicha solución, ya que nadie mejor que tú sabe la situación.

3.No estudiamos para saber mas; sino para ayudar mejor. Al ser profesionales de la salud debemos estar en actualización constante sobre diversos temas. Esto nos ayuda a comprender mejor los temas que nuestros pacientes nos exponen.

4.Nunca te juzgamos; siempre comprendemos tu situación. Nunca defraudamos la confianza de nuestros pacientes, así como tampoco nos ponemos en el papel de juez.

5. No externamos nuestra opinión, utilizamos métodos objetivos. La opinión personal queda fuera en cada terapia, por lo cual utilizamos técnicas y métodos que ayuden a nuestros pacientes.

6-No sólo tenemos paciencia, entendemos que cada terapia es única. La Psicología nos dice que todos los seres humanos somos diferentes, por tal motivo cada sesión y cada caso es particular.

7. No forzamos a los pacientes; los orientamos de la mejor forma. No nos creemos poseedores de la verdad absoluta, más siempre tenemos la mejor disposición de ayuda.

8. No solo somos intuitivos; entendemos el comportamiento de las personas. Siempre estamos pendientes de nuestros pacientes para comprenderlos de la mejor manera.

9. No investigamos, hacemos neurociencia. Aplicamos metodologías probadas para obtener los mejores resultados.

10. No te presionamos, entendemos tus razones y tus miedos. Un psicólogo nunca te va a presionar a decir algo que no quieres, pues entendemos la situación.

UNIVERSIDAD MADERO.

Decálogo del deportista

1. Juega limpio. Te dignifica a ti ya tu equipo.

2. En ningún deporte hay enemigos, sólo rivales.

3. El deporte no es violencia ni agresividad. Es habilidad.

4. Practica deporte para ser feliz. Disfruta jugando.

5. Tu eres una persona y como tal puedes equivocarte. El árbitro es un ser humano.

6.Se comprensivo. Desde fuera todo parece más fácil.

7. Los insultos nunca aumentan el marcador. Degradan al que los pronuncia y perjudican a tus compañeros y compañeras.

8. Trata al contrario como te gustaría que te tratasen a ti.

9. No preguntes qué pueden hacer tus compañeros y compañeras por ti. Pregúntate qué puedes hacer tú por ellos y ellas.

10.Siempre habrá alguien que te gane Hay que saber ganar y perder.

Fundación Rafa Nadal.

Decálogo de la paz

1. La paz es un derecho: La paz es el derecho de nacimiento de cada persona y el derecho supremo de la humanidad.

2. Somos uno: La Humanidad es una sola familia y compartimos el don de la vida sobre este frágil planeta. Lo que le pasa a uno, nos pasa a todos.

3. Somos diversos: La diversidad enriquece a nuestra humanidad. Es un patrimonio que debemos honrar y cuidar.

4. Debemos seguir la regla de oro: El principio moral de tratar a los otros como queremos ser tratados nosotros mismos debe ser aplicado no solo a la conducta de las personas sino también a la conducta de las religiones y naciones.

5. Debemos evitar la guerra: La guerra destruye el tejido humano y representa un fracaso para la humanidad. Siempre debe ser la última alternativa.

6. Debemos ser legales: La paz y la estabilidad del mundo requieren la adhesión y el respeto a las normas internacionales y el Derecho Internacional Humanitario, así como a la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

7. Debemos hablar: Siempre que sea posible, los conflictos deben terminar mediante el diálogo. La comunidad internacional debe apoyar medidas efectivas para prevenir y limitar las guerras.

8. Debemos respetarnos: Aún dentro del conflicto, debemos reconocer a todo enemigo como un ser humano que merece respeto, cuyas motivaciones deben ser entendidas. La eliminación o humillación del adversario es la semilla de más violencia en el futuro.

9. Debemos educar: Hay que promover la tolerancia, la solidaridad, la compasión, el respeto a las diferencias y a los derechos de las minorías, para crear una cultura global de paz. Una educación basada en estos valores debe implementarse en todo el mundo.

10. Debemos entender: Todas las vidas son tan valiosas como nuestra propia vida. Si entendemos esto con nuestros corazones y nuestras mentes, podremos construir y mantener la paz en el mundo para nosotros, para nuestros hijos y las generaciones por venir.

Presidente Juan Manuel Santos, Colombia.

Decálogo cristiano, los 10 mandamientos

1. Amarás a Dios por sobre todas las cosas.

2. No tomarás el Nombre de Dios en vano.

3.  Santificarás las fiestas en nombre de Dios.

4. Honrarás a tu padre y a tu madre.

5. No matarás.

6. No cometerás actos impuros.

7.  No robarás.

8.  No darás falso testimonio ni mentirás.

9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.

10. No codiciarás los bienes ajenos.

La Biblia. 

Decálogo ecológico

1. Compra envases de vidrio retornable: Hace 25 años predominaban y hoy apenas persisten en bares y pequeños comercios. La reutilización del vidrio apenas encarece el producto, supone un ahorro energético y no genera residuos. El consumidor concienciado tiende a exigir a su establecimiento envases de más de un uso. Actualmente solo se reciclan aproximadamente un 30% de los residuos de vidrio. El PVC (policloruro de vinilo) sigue predominando, pese a que intervienen muchos contaminantes en su fabricación. Quemar el PVC no es una buena solución ya que su combustión genera ácido clorhídrico y dioxinas (productos altamente tóxicos). Pese a la recogida selectiva solo se recicla el 4% del plástico usado.

2. Lleva cesta y bolsas propias a la compra: Las bolsas de plástico incorporan un elevado coste ambiental. Además, supone la muerte de aves y animales marinos por la ingestión de plásticos.

3- Evita el poliestireno extruido (corcho blanco): Este material apenas se recicla. Es mejor optar por la compra tradicional al peso, con mínimo embalaje.

4- Reduce la utilización de aluminio: Su producción requiere mucha energía y bauxita, cuya extracción contribuye a la destrucción de la Amazonia. Evita las bebidas enlatadas, vale más el envase que su contenido y apenas se recuperan. Utiliza fiambreras en lugar de papel de aluminio. Los envases de cartón llevan aluminio, plástico y cartón, su recuperación y reciclado son ínfimos. Los aerosoles, de aluminio y hojalata, son muy problemáticos al convertirse en residuos, puedes sustituirlos por pulverizadores rellenables, aplicadores de bola, de barra.

5- Elige frigoríficos sin gases CFC: Los gases CFC utilizados en la refrigeración, espumas sólidas o aerosoles, están destruyendo la capa de ozono que nos protege de los rayos ultravioleta. Los HFC, empleados ahora en la refrigeración, no destruyen el ozono pero contribuyen al efecto invernadero unas 3.200 veces más que el CO2 en un periodo de 20 años. En España ya se comercializan frigoríficos sin estos gases. Debido al efecto invernadero, la temperatura terrestre se ha elevado 1,5°C provocando, según latitudes, bien la desertificación o graves inundaciones en grandes áreas.

6- Reduce el consumo de pilas: La energía eléctrica que producen es 450 veces más cara que la de la red y son una gran fuente de contaminación por su contenido en plomo, cadmio, mercurio o litio. Requieren separación por su toxicidad ambiental, sobre todo la pila-botón. Puedes utilizar pilas recargables.

7- Consume Km 0: Consume alimentos frescos y naturales, de productores locales y con mínimo embalaje. Recuperemos la «dieta mediterránea», con predominio de cereales integrales, legumbres y hortalizas, y disminuyamos el consumo de carne y alimentos envasados. Muchos alimentos manufacturados presentan carencias en nutrientes esenciales y oligoelementos. El sobreconsumo de calorías incide no sólo en nuestra salud sino también en la explotación de los recursos naturales.

8- Mejor los productos vegetales bio: Se cultivan sin plaguicidas ni fertilizantes químicos. Son más sanos, sabrosos y ricos en valor nutritivo. Su consumo disminuirá la contaminación con nitratos y plaguicidas de las aguas subterráneas y se fomentará una nueva visión de la agricultura.

9- Utiliza papel reciclado: Tanto en folios y blocs de notas como en papel higiénico. Exígelo en tu comercio, papelería y fotocopiadora. Consume menos papel, contribuirás a conservar los bosques.

10- Mejor productos eco: Evita las fuentes de contaminación (por ejemplo el cloro). Consume productos de limpieza ecológicos. Reduce la utilización de lejía. Ya puedes optar por detergentes sin tensoactivos no iónicos, fosfatos, blanqueantes, enzimas o policarboxilatos; se biodegradan en menos de una semana, no como los convencionales. Una solución débil de vinagre es útil para la cerámica, cristales o cuarto de baño. El zumo de limón abrillanta metales como el cobre o el bronce. El esparto sigue siendo un buen estropajo.

El periódico, Barcelona.