Saltar al contenido

Sustantivos (tipos, ejemplos y oraciones)

Los sustantivos nos ayudan a dar sentido al mundo que nos rodea. Sin ellos, no seríamos capaces de nombrar los objetos, lugares, personas e ideas, tanto visibles como invisibles, con los que interactuamos todos los días. Imagina tu vida sin sustantivos: Ves una hermosa flor, un buen libro o un chico guapo, y quieres decir algo sobre ellos, los señalas, lanzas algunas palabras de acción y adjetivos descriptivos pero… todavía estás literalmente sin palabras. ¡No tienes palabras para asignar a estas cosas, ni nombres con los que llamarlas!

Definición de sustantivo

Según el diccionario Merriam-Webster, un sustantivo es: «cualquier miembro de una clase de palabras que normalmente se puede combinar con determinantes para servir como sujeto de un verbo, se puede interpretar como singular o plural, se puede reemplazar con un pronombre y se refiere a una entidad, cualidad, estado, acción, o concepto.»

Esto puede parecer demasiado denso y confuso, pero también puede consultar la siguiente definición para una comprensión más clara:

«una palabra que es el nombre de algo (como una persona, un animal, un lugar, una cosa, una cualidad, una idea o una acción) y normalmente se usa en una oración como sujeto u objeto de un verbo o como objeto de una preposición».

Mucho mejor, ¿verdad? Esta es la definición que vamos a utilizar al referirnos a un sustantivo, ya que no estamos aquí para aprender a ser el mejor gramático del mundo sino los mejores hispanohablantes del universo. Entonces, ahora sabemos que los sustantivos se usan para nombrar objetos físicos, personas, lugares, animales y también cosas invisibles como ideas, cualidades o acciones. Nuestra definición también nos dice que los sustantivos suelen ser el sujeto o el objeto de una oración, y que también pueden ser el objeto de una preposición. Echemos un vistazo a todo esto en acción:

María come helado en el parque.

  • María [persona, sujeto]
  • come helado [cosa, objeto]
  • en el parque [cosa/lugar, objeto preposicional].

Los perros no comen carne en Madrid.

  • Los perros [animal, sujeto]
  • no comen carne [cosa, objeto]
  • en Madrid [lugar, objeto preposicional].

Correr es bueno para la salud.

  • Correr [acción, sujeto]
  • es bueno para la salud [idea, objeto preposicional].

Te ofrezco mi amistad.

  • Te ofrezco mi amistad [idea, objeto].

Mi hermana viaja en tren.

  • Mi hermana [persona, sujeto]
  • viaja en tren [cosa, objeto preposicional].

Tipos de sustantivos

1. Sustantivos Propios

En pocas palabras, un nombre propio es un nombre que se usa para referirse a una entidad específica y única. Cuando decimos entidad, nos referimos a personas, animales, edificios, océanos, ciudades, etc. Los nombres propios suelen escribirse en mayúsculas. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Roberto
  • Juan
  • Océano Atlántico
  • Barcelona
  • Real Madrid
  • Francia

Sin embargo, este no es siempre el caso, especialmente en español, donde por ejemplo los días de la semana no los escribimos con mayúscula:

  • martes
  • jueves
  • domingo

Hay algunas excepciones a esto, en su mayoría relacionadas con festividades como Miércoles de Ceniza, Jueves Santo, etc. Otro ejemplo de nombres propios en minuscula son los meses del año. De hecho, si echa un vistazo a un calendario, los meses estarán escritos con mayúscula, pero esto es básicamente por motivos prácticos y estéticos. Hay un par de otros casos en los que el mes es parte de un evento histórico importante y debe escribirse con mayúscula, como es el caso de El Levantamiento del Dos de Mayo.

2. Sustantivos Comunes

Un nombre común es aquel que se usa para nombrar personas, animales, cosas, lugares, ideas y sentimientos abstractos, etc. La diferencia con los nombres propios es que un nombre común no es el nombre de una entidad específica y única. Echa un vistazo a los siguientes ejemplos:

Gente

  • el hombre
  • la hermana
  • el cartero
  • el estudiante
  • el futbolista

Animales

  • el gato
  • el perro
  • el pájaro
  • el pez
  • la ardilla
  • la serpiente

Cosas

  • el pan
  • el ordenador
  • el sofá
  • el libro
  • la mesa
  • la silla

Lugares

  • la tienda
  • el centro comercial
  • la escuela
  • la iglesia
  • la casa

Ideas y sentimientos abstractos

  • la amistad
  • el amor
  • el odio
  • el alma
  • la felicidad

Recuerda una cosa muy importante: un sustantivo común siempre se escribe en minúsculas, a menos que sea la primera palabra de una oración. Por ejemplo: No solo siento dolor. Dolor, tristeza y soledad. Esa es mi vida

3. Sustantivos Concretos

La forma más fácil de entender qué son los sustantivos concretos es recordar tus cinco sentidos. Si puedes ver, oír, oler, saborear y/o tocar algo (o… alguien), entonces tienes un sustantivo concreto. Si no puede verlo, oírlo, olerlo, saborearlo o tocarlo, entonces no es un sustantivo concreto.

Puedes tratar esta categoría como una supercategoría de sustantivos, porque dentro de la bolsa de sustantivos concretos tendrás otras categorías como sustantivos comunes, propios, contables, incontables y colectivos. Para que veas esto más claramente, te daré algunos ejemplos de sustantivos concretos y te daré las diversas categorías de sustantivos a las que pertenecen. Aquí vamos:

La television

  • sustantivo concreto (puedes verlo, escucharlo y tocarlo)
  • sustantivo común (no el nombre de ninguna entidad específica, como un televisor Phillips)
  • contable (una televisión, dos televisiones)

Antonio

  • sustantivo concreto (puedes ver, oír y tocar a esta persona)
  • nombre propio (el nombre de esta persona es Antonio)
  • contable (¡Sí! Puedes contar nombres propios y decir «hay tres Antonios en esta clase»).

El elefante

  • sustantivo concreto (definitivamente puedes ver y escuchar a un elefante cuando está cerca)
  • sustantivo común (no el nombre de una entidad específica y única, como Dumbo)
  • contable (un elefante, dos elefantes)

La sal

  • sustantivo concreto (puedes verla, tocarla y saborearla)
  • sustantivo común (no el nombre de ninguna entidad específica)
  • incontable (una sal, dos sales)

El amor

  • no es un sustantivo concreto (puedes sentir amor, pero no puedes interactuar físicamente con el concepto abstracto de amor)
  • Este último ejemplo es una instancia de sustantivo abstracto, que se tratará en la siguiente sección.

4. Sustantivos Abstractos

En la otra cara de la moneda tenemos los sustantivos abstractos, que son sustantivos con los que no podemos interactuar de ninguna forma. No podemos verlos, oírlos, olerlos, saborearlos o tocarlos. Sin embargo, puedes sentirlos y pensar en ellos, ¡así que no creas que son inútiles! Aquí tienes algunos ejemplos de sustantivos abstractos:

  • el amor
  • el alma
  • la verdad
  • la amistad
  • la felicidad
  • la idea
  • el pensamiento
  • la soledad

5. Sustantivos Animados

Este grupo es muy, muy fácil. Los sustantivos animados se refieren a seres vivos (personas, animales y cualquier otro tipo de criatura viviente). Ejemplos de sustantivos animados pueden ser:

  • el hermano
  • el perro
  • Antonio
  • el vecino
  • los amigos
  • el dragón
  • el duende

Hay momentos en que personificamos objetos, dándoles vida. Este tipo de sustantivo se llama Sustantivo Inanimado Animado. Se pueden ver ejemplos de estos en casi todos los dibujos animados o películas de Disney, o se pueden encontrar en libros de fantasía y libros sobre lo sobrenatural.

Algunos sustantivos animados inanimados pueden ser algunos de los personajes de «La Bella y la Bestia» y nuestro querido «Pinocho». Además, ¡cualquier juguete que un niño trate como un ser vivo y le dé una «voz» es igualmente animado para ellos!

6. Sustantivos Inanimados

Como ya habrás adivinado, los sustantivos inanimados son aquellos que se usan para referirse a cosas sin vida. Puede ser un objeto, un lugar, un pensamiento, una idea, un sentimiento, etc. ¡Recuerde, sin embargo, que los sustantivos inanimados pueden volverse animados!. Ejemplos de sustantivos inanimados son:

  • el tostador
  • el libro
  • el vaso
  • la tristeza
  • el parque
  • el limon
  • Madrid
  • la ansiedad
  • la pared

Aquí tenéis un ejemplo de un sustantivo inanimado al que he «traído vida»: Mi muñeca me dijo que tenía frío.

7. Sustantivos Individuales vs Sustantivos Colectivos

Los sustantivos individuales y colectivos son más fáciles de entender cuando se explican juntos. Por un lado, los sustantivos individuales son sustantivos que se refieren a una sola entidad (persona, animal o cosa). Por otro lado, los sustantivos colectivos se refieren a un solo grupo compuesto por múltiples entidades (personas, animales o cosas).

Hay una cosa muy importante que debes entender antes de continuar. ¡Individual/colectivo no significa singular/plural, ni significa incontable/contable! Tendrás nombres colectivos tanto en singular como en plural, y tendrás nombres colectivos que son incontables, ¡paradójicamente!

8. Sustantivos Contables vs Sustantivos Incontables

Estos dos son realmente fáciles de entender. Los sustantivos contables son aquellos que se pueden contar. Si tienes un sustantivo en singular y lo puedes contar, como un árbol, dos árboles, tres árboles, entonces el sustantivo es contable. Algunos ejemplos son:

Coche

  • un coche
  • dos coches
  • tres coches

Lápiz

  • un lápiz
  • dos lápices
  • tres lápices

Mesa

  • una mesa
  • dos mesas
  • tres mesas

No sólo las cosas pueden ser contables. ¡Las personas y los animales también pueden ser contables! Echar un vistazo:

Hermano

  • un hermano
  • dos hermanos
  • tres hermanos

Gato

  • un gato
  • dos gatos
  • tres gatos

Por otro lado, tenemos los sustantivos incontables, que son aquellos sustantivos que no se pueden contar. Este grupo incluye líquidos (agua), polvos y especias (azúcar, sal), muchos sustantivos abstractos (inteligencia), sentimientos y sensaciones (frío) y algo de comida (queso). Algunos ejemplos son:

  • vino
  • cafetería
  • harina
  • detergente
  • pimienta
  • leche
  • salsa de tomate
  • sangre
  • política

Entonces, ¿qué hacemos si queremos «más» de cualquier cosa incontable?

En este caso, tendremos que usar lo que llamamos unidades. Ya usa unidades en su vida cotidiana, por lo que esto será más fácil de lo que piensa. Una vez que hayas encontrado la unidad perfecta para tu sustantivo, podrás tener más sin tener que ser gramaticalmente incorrecto, porque las unidades siempre son contables.

Hay literalmente miles de unidades diferentes que podrías. Sin embargo, por razones de tiempo y espacio, voy a usar algunos de los más comunes. Mantengamos las cosas fáciles. Aquí tienes:

Un vaso

  • un vaso de agua
  • dos vasos de agua

Una pizca

  • una pizca de sal
  • dos pizcas de sal

Un kilo

  • un kilo de harina
  • dos kilos de harina

Una botella

  • una botella de vino
  • dos botellas de vino

Una barra

  • una barra de jabón
  • dos barras de jabón

9. Sustantivos Compuestos

Los sustantivos compuestos son aquellos que están formados por dos o más palabras. Hay diferentes formas de formar sustantivos compuestos, pero las más comunes son combinaciones de:

  • un sustantivo + un sustantivo
  • un sustantivo + un adjetivo
  • un verbo + un sustantivo

Algunos ejemplos de sustantivos compuestos son:

  • paraguas [parar (verbo) + aguas (sustantivo)]
  • sacacorchos [sacar (verbo) + corchos (sustantivo)]
  • pelirrojo [pelo (sustantivo) + rojo (adjetivo)]
  • mapamundi [mapa (sustantivo) + mundo (sustantivo)]
  • el abrelatas / los abrelatas [abrir + latas]
  • el cascanueces / los cascanueces [cascar + nueces]
  • el pararrayos / los pararrayos [parar + rayos]
  • el rompecabezas / los rompecabezas [romper + cabezas]
  • el salvavidas / los salvavidas [salvar + Vidas]

Ejemplos del uso de sustantivos

  • El aire acondicionado está prendido
  • Mi prima me rompió la calculadora científica
  • Las heladeras nuevas son bastante costosas
  • Cuando abrí la ventana del auto, los papeles volaron por todos lados
  • Se me ha quebrado el palo de golf
  • Hay seis platos en la estantería
  • Hay cinco sillas en la mesa del comedor
  • Puedes buscar cualesquier cosa que necesites en Google
  • Alberto tiene cuatro hijos varones
  • Los portaretratos son muy pequeños
  • Se me olvidó la contraseña de la alarma
  • El sacabollos me arregló el auto
  • No se me subió la foto a Instagram
  • No pude adjuntar la foto al correo electrónico
  • A Roberto le encanta el pan con mermelada
  • Juan irá el jueves a kinesiología
  • El televisor está descompuesto
  • La batería del celular está dañada y se me apaga constantemente

  • El auto que Agustín quiere es muy costoso
  • Mi hermana viajará con el novio a Estados Unidos en el verano
  • He perdido la llave de la caja fuerte donde guardaba todo mi dinero
  • Mi tía se compró un abrelatas eléctrico
  • Mi mejor amigo se compró un auto ultimo modelo
  • Me traje seis botellas de vino para el fin de semana
  • Mi sobrino rompió el juguete nuevo que le regalé
  • Las imágenes de la página web son muy grandes
  • Hay veinte personas en la sala de espera del consultorio
  • No llegué a conseguir entrada para el recital de Luis Miguel
  • A Juana le apasiona bailar reggaeton y salsa
  • Martín es experto en informática y redes sociales

Si desea llevar tu conocimiento recién adquirido al siguiente nivel, debes practicar. Obviamente, la mejor manera es con otra persona que pueda detectar y corregir tus errores y desafiarte a ir más y más lejos. Sé que fue mucho para digerir en tan poco tiempo, pero puedes estar orgulloso de ti mismo. Ahora eres un experto en sustantivos y puedes dar muchos ejemplos.

Hemos llegado al final de nuestro artículo sobre los sustantivos. Esperamos que hayas podido comprender su definición y logres implementarlos en tu vida cotidiana tal como se muestran en los ejemplos descritos con anterioridad. A su vez le pedimos encarecidamente que comparta nuestra web en sus redes sociales a fin de que podamos llegar a un publica cada vez mayor.

Hasta pronto!!!